Noticias de última hora

Limpieza de sofás, butacas y tapucerías según el material

[goviral_player]

La llegada del buen tiempo, con sus días cálidos y largos, es el mejor momento para poner a punto todas aquellas zonas de la casa que hemos dejado de lado durante el invierno.

Hoy te proponemos un articulo con consejos para ayudarte a limpiar las tapicerías, uno de los aspectos que más impacto tienen en la decoración de salones .

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, al igual que empleamos productos específicos para los muebles en función de su material, los tapizados también necesitan cuidados adecuados.

Limpieza en seco

Limpieza con objetos tapizados desenfundables

Hoy en día la mayoría de los sofás y sillones de tela son desenfundables, lo que facilita mucho su limpieza. En estos casos, una vez retirada la funda hay mirar la etiqueta con la composición del tejido para saber si es o no rentable. Si se pueden lavar, utilizaremos siempre jabón suave y agua fría, porque la tela no encoja .

Limpieza con objetos no desenfundables

Para limpiar las piezas que no se puedan desmontar, como los tapizados de las sillas, en primer lugar hay que aspirar a fondo para eliminar el polvo. A continuación, preparamos una solución de agua tibia con jabón especial para tapicerías o con un poco de amoníaco. Tendremos cuidado de no emplear mucho producto limpiador para no generar espuma , que podría dejar marcas en la tela. Con un cepillo frote con suavidad dando pasadas uniformes en el sentido del hilo. Por último, pasamos un paño seco de microfibra y dejamos secar.

Limpieza en seco de la tapicería

Si la tela no se puede lavar con agua, podemos emplear espuma seca para tapicerías y seguir el proceso anterior. Sin embargo, la mayoría de tejidos se podrán limpiar humedeciendo muy poco el cepillo con agua y amoniaco. Para asegurarte hiciera una prueba en una parte no visible antes de aplicar cualquier producto.

Para limpiar un sofá de piel lo mejor es emplear un paño humedecido, dejar secar y aplicar crema hidratante de manos . Luego, frote con un paño seco para mantener el brillo.

Si tiene alguna mancha se puede aplicar un poco de jabón neutro diluido en abundante agua. Hay que evitar los productos agresivos, como el amoníaco, el alcohol y el vinagre . Tampoco son aconsejables las toallitas de bebé.

La piel sintética o polipiel es más sencilla de mantener. Se limpia fácilmente con un paño humedecido en agua templada y unas gotas de jabón de manos . A continuación, pasamos un paño húmedo para eliminar cualquier resto y secamos bien. No debemos frotar de forma enérgica ni aplicar cera, betún, aerosoles o espuma seca.

De todos modos, lo más importante es que cuando compres tus objetos de tapicería: sofás, sillas, sillones, poufs, etc. preguntes en tu tienda de muebles como los tienes que lavar, ellos sabrán la manera correcta de limpiar cada uno de ellos.

¿Que Piensas? Déjanos tu comentario

 
Loading Facebook Comments ...

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies