Noticias de última hora

Contra la faringitis, un buen remedio de la abuela

Sufrir faringitis es molesto, os dejo más información para curar y prevenir la faringitis  con el doctor Bueno entrar aquí

La receta de la abuela da muy buenos resultados: una infusión de tomillo con miel y jugo de limón es un remedio infalible.

Cómo preparar el remedio de la abuela contra la faringitis

Ingredientes:
1 vaso de agua
1 cucharada de postre de tomillo
1 cucharada de postre de miel , si es de romero, mejor
medio limón

Preparación:
Para hacer la infusión de tomillo: pone el agua a hervir con la cucharada de tomillo, cuando empiece a hervir, apagar el fuego, la dejas reposar 10 minutos y la cuelas.
Exprime medio limón para sacar el jugo.
Cuando la infusión esté tibia, agregar la miel y el zumo del limón. Si añades la miel y el limón cuando la infusión está demasiado caliente, muchas de las propiedades terapéuticas de la miel y la limón se derrochan.

Utilización:

Te interesa aprovechar las propiedades de este remedio localmente. Hacer gárgaras con la infusión de tomillo, miel y limón antes de tragar-te-la es una buena estrategia, así aumentarás el tiempo de contacto del remedio con la zona inflamada de la faringe.
También puedes beberte la infusión de tomillo, miel y limón muy poco a poco, o ayudándote de una pajita.
Esta infusión la puedes tomar 3 o 4 veces al día, o más, si lo consideras.

Otras recomendaciones adicionales para cuando sufras faringitis:

– Haz gárgaras con agua tibia con sal para aliviarte la inflamación y el malestar. La frecuencia puedes ser cada hora. La proporción adecuada es de 5 gramos de sal por 1 cuarto de litro de agua aproximadamente.

– Hidrátate bien , toma infusiones y caldos, te ayudarán a reducir la inflamación y te facilitarán las secreciones.

– Humedece el aire de la habitación, puedes emplear un vaporizador, un humidificador, o un plato con agua que favorezca la evaporación.

– Respira aire limpio . Si fumas, liberarte del tabaco te aportará un puñado de beneficios . Si eres un fumador pasivo, deja de respirar humo de segunda mano.

– Abrígate , especialmente la garganta.

– Favorece la salivación , la saliva es un buen calmante. Puedes ayudarte de un hueso, que según la época del año puede ser de cereza, de albaricoque, de oliva, … y lo tienes por la boca como si fuera un caramelo. También puedes optar por utilizar caramelos para estimular la salivación, la diferencia reside en las calorías.

– Come cebolla , la cebolla tiene propiedades mucolíticas (ayuda a deshacer la mucosidad espesa), expectorantes (facilita la expectoración del moco bronquial) y antibióticas sobre gérmenes Gram positivos. Una cebolla cruda puede ayudarte a recuperar las mucosas de la faringe, el efecto persiste durante doce horas. Para los niños, puedes optar por las inhalaciones de las esencias de la cebolla. Si optas por la inhalación, corta una cebolla en trozos pequeños, déjala en la mesilla de noche, o ponla cerca de donde estes, al respirar su aroma, notarás el efecto casi de inmediato.

Seguir las recomendaciones para prevenir las faringitis veraniegas  también te pueden interesar. Estamos expuestos a los aires acondicionados y cambios repentinos de temperatura. Cerrar el paso a las faringitis es cosa tuya!

Si te ha gustado faringitis dale me gusta y compártelo con tus amigos y familiares que seguro te lo agradecerán.

¿Que Piensas? Déjanos tu comentario

 
Loading Facebook Comments ...

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies